miércoles, 29 de agosto de 2012

En la visita al Urólog@/Andrólog@

Ocurrió un día de agosto y me acompañó mi amigo Jorge. Me costó mucho, mucho; pero mucho, elegir qué urólogo. Quería cambiar y dejar atrás consultas, de años atrás, a otros urólogos y andrólogos.
La imagen nombra lo que hay. Apróximadamente, dirán muchos y muchas. Razón tienen. Tu pene puede ser más largo o más chica. Rosa, claro, negro o blanco y negro. Pero algún parecido tendrán tus órganos con lo que la imagen muestra. Algún testículo (o incluso dos). Tal vez próstata y todo lo demás. Asumo la posibilidad de que tu realidad corporal sea distinta, incluso que no sea en absoluto parecida a la de la imagen que puede verse arriba. Para dar voz a las diferencias, cedo la palabra a quienes quieran tomarla. 
Si traigo el tema a la bitácora es porque me parece que el tema de los genitales, órganos excretores y reproductores (según el uso que le vayas dando) es tan importante para el bienestar personal como puedan serlo asuntos de la agenda pública. Hablemos sobre esto, cojones!. De cojones y de todo lo demás.   
Particularmente ya no me produce inquietud tener que bajarme los pantalones en la consulta de un médico. Lo hago porque busco mi salud, estar tan bien como sea posible.  Tampoco me quieta el sueño el asunto, que parece inquietar a tantos, de un posible tracto rectal. Esto es: la introducción de un dedo en el ano para que un/a especialista pueda observar cuál es el estado de la próstata.
Quiero compartir contigo lo mucho que me costó (como dije más arriba) elegir un/a urólogo/andrólogo. En cada una de las dos provincias canarias hay más de 30 profesionales en estas especialidades. Pues bien, en el proceso de elegir alguno/a (que también hay poquitas mujeres) me volví un poco piripi. Pregunté, pregunté y volví a preguntar. No encontré demasiadas referencias. ¿Las tienes tú, quíeres compartirlas?. 
Por mi parte, y si lo necesitaras algún día, puedo compartir contigo la información que tengo de unos tres urólogos/andrólogos en Las Palmas de Gran Canaria (la ciudad donde vivo). Porque no pienso hacerles publicidad en público, si estuvieras interesado, dirígime un correo eléctronico: rld266@gmail.com
Recuerda, en cualquier caso, que (como dicen los cristianos): cada uno cuenta la misa según le va.